• Call : 96 663 85 72 - 618 38 25 21
12Sep
2020
0

Una apuesta por la alimentación

En este comienzo de curso tan especial que estamos viviendo desde Angelets quisimos llevar a cabo mejoras y cambios en nuestra escuela. Y uno de ellos era modificar/mejorar los menús que ofrecemos.

Durante años hemos mantenido una alimentación tradicional, pero tras observar los nuevos hábitos en la alimentación quisimos ver de qué forma podríamos incluirlos en la escuela. Y la verdad, nos hemos sorprendido de lo fácil que ha sido. Sobre todo, porque durante esta transición hemos tenido la ayuda, colaboración y profesionalidad de Jose Miguel Ayala, responsable de este cambio.

¿Por qué hemos querido cambiar?

Pese a que, como hablábamos antes, los hábitos alimentarios han cambiado en nuestra sociedad y muchas personas buscan una alimentación más consciente. También es cierto que esos hábitos se han ido trasladando a las familias y a los niños.

La alimentación no solo nos aporta nutrientes para superar cada día, sino que nos ayuda a estar más vitales, más fuertes e incluso puede llegar a reforzar nuestro sistema inmune. Y en esta pandemia, es muy importante que todos tengamos buenos hábitos.

Vitaminas, Hierro, Calcio y Omega 3

Las vitaminas son necesarias en nuestro organismo ya que actúan como catalizador en las reacciones químicas que se producen en nuestro cuerpo y provocan la liberación de energía Existen dos tipos: las hidrosolubles y las liposolubles. 

Están presentes en la mayoría de los alimentos, por eso hemos puesto especial interés a cuáles eran más importantes en el crecimiento de los niños para realizar los nuevos menús.

Hemos incrementado el pescado, las verduras y las frutas en nuestro menú siguiendo las pautas de Jose Miguel Ayala y aportar esa energía necesaria, sobre todo, en las edades de nuestros alumnos. Y también, y gracias a nuestros espacios al aire libre, nuestros niños si irán con Vitamina D, la que nos ofrece el sol, y así reforzarán muy bien su sistema inmune, al que tenemos que tener muy presente.

También aumentamos proteínas vegetales como legumbres, cereales integrales, semillas y verduras y hortalizas, y todo además, con alimentos de temporada, de km 0, respetando cada momento de cultivo, porque así, nuestra comida es muchísimo más sabrosa.

El hierro, el calcio y el Omega 3 tan importantes para el desarrollo del crecimiento  también están muy presentes en nuestros menús, en las nuevas dietas de Angelets.

La aceptación

Teníamos un poquito de miedo al incluir los cambios, por si los niños no aceptaban los nuevos platos pero nuestra sorpresa ha sido que todos están contentos y felices, algunos hasta nos piden repetir esos ricos batidos de frutas de temporada de las meriendas.

Una buena alimentación nos permite, además de disfrutar de todos los alimentos que nos da la naturaleza, y sobre todo, nuestra dieta mediterránea, mantener nuestro sistema inmune protegido y reforzado. Algo a tener muy en cuenta en la nueva situación que nos encontramos y también con la llegada del otoño e invierno. Épocas en la que los resfriados comunes están a la orden del día.

Un esfuerzo de nuestra escuela que nos permite seguir creciendo al lado de las familias, ayudándoles no solo a cuidar a sus niños mientras ellos tienen que trabajar, sino creando un espacio con valores, participando de una filosofía educativa y social que permita crecer a los niños felices y contentos.

No Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *